Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

DISEÑO HUMANO

Publicado: 3 de Marzo de 2017

EL SISTEMA DE DISEÑO HUMANO


Bienvenido a casa

Bienvenido a la Aventura de ser tú mismo


Las Mecánicas del Maya

El Diseño Humano ofrece un entendimiento mecánico de la naturaleza del ser y del mundo (de cómo funciona la vida y el mundo). Es una herramienta para entender nuestras propias contradicciones y comprender a los demás. Apoyándonos como individuos, en el viaje de la vida.


La Ciencia de la Diferenciación

Cada ser humano es único.



Amate a ti mismo

El Diseño Humano abe las puertas al potencial del amor a uno mismo, al amor a la vida, y al amor a los demás mediante el entendimiento.

Ra Huru Hu




EL SISTEMA DE DISEÑO HUMANO


De vez en cuando, algún ser humano descubre un modelo, un sistema, un formula, que captura la belleza y el misterio del universo que nos rodea; las sinfonías de Mozart por ejemplo, o las ecuaciones de Einstein.

El Sistema de Diseño Humano es uno de esos mapas.

Sus orígenes místicos proceden de 1987, en la isla de Ibiza, donde un hombre tuvo una experiencia que le sacudió hasta sus entrañas. Cuando salió de tal experiencia, que duró 8 días y 8 noches, no podía casi recordar quién era. Aun su nombre había cambiado y desde entonces se le conoce por Ra Uru Hu. Este conocimiento le fue dado por lo que él llama “La Voz”. Y esta voz le dio un inmenso y detallado conocimiento científico sobre la naturaleza del universo.

Es difícil comprender exactamente lo que le ocurrió durante ese tiempo. En sus propias palabras, esto es lo que le ocurrió: “Yo creía que la ciencia ficción era un genero de la literatura, y que las revelaciones no eran sino una forma más anticuada de lo mismo, y que Dios, si no estaba muerto, era simplemente un concepto. Pero en la tarde del 3 de Enero de1987, todo eso cambió. Fui “penetrado” por una “voz”. Fue una experiencia terrible. Todo mi pelo literalmente se me puso de punta. Y en el shock, todo mi cuerpo de empapó de agua. La “voz” dijo: “¿Estás listo para trabajar? y por 8 días y 8 noches trabajé, traduciendo en detalle El Sistema de Diseño Humano”.

A pesar de sus orígenes místicos, el Diseño Humano tiene sus raíces profundamente incrustadas dentro de las últimas teorías de la Física Cuántica. “En un nivel subatómico estamos todos conectados como células dentro de un cuerpo gigantesco, el universo mismo”. Y el Sistema de Diseño Humano se funda sobre esa misma premisa: la de que el universo es una entidad viva, y que nosotros vivimos en un vasto campo de información, constituido de incontables diminutas partículas ahora conocidas por los físicos como neutrinos.

Es un sistema de conocimientos, de emergencia relativamente nueva. Es un puente lógico entre lo científico y lo místico.

Es una pura síntesis de los últimos descubrimientos científicos, y de la sabiduría ancestral, y como toda síntesis. El Diseño Humano es superior a la suma de sus partes. Que por un lado tendríamos a la Física Cuántica, la Bioquímica y la Genética, y por la otra a cuatro de los grandes Sistemas esotéricos del mundo: la Astrología, el Sistema hindú de los Chakras, la Kabhala judía y el I Ching chino.

Es el sueño de un alquimista.

Donde las claves de su comprensión, se encuentran con uno de los descubrimientos más actuales. Que es la extraordinaria similitud entre el perfil del ADN humano y el uso del I Ching, el antiguo Libro de las Mutaciones chino que procede de hace unos 5.000 años.

Mostrándonos una exacta correlación entre estas dos disciplinas. El ADN esta hecho de 2 hebras de neuclocitos, uno siendo el perfecto reflejo del otro. Este binario básico es también la base del Yin y del Yang del I Ching. Nuestro código genético está compuesto de 4 “bases” distribuidos en grupos de 3. Y cada una de estas agrupaciones químicas se relaciona con un aminoácido, formando lo que se conoce por un “codón”.

Hay 64 de estos codónes en nuestro código genético. Similarmente, en el I Ching hay solo 4 permutaciones básicas de yin y yang, las cuales están también distribuidas en grupos de tres, conocidos como “trigramas”. Cada trigrama del I Ching tiene un compañero, y juntos crean el “hexagrama”, las bases del I Ching. Y así como hay 64 codones en el ADN, hay 64 hexagramas en el I Ching.

El Sistema de Diseño Humano funciona sobre la premisa de que hay una relación directa entre el instante de nuestro nacimiento y la impronta natural que queda grabada en nuestros genes.

Venimos al mundo en un instante preciso de la evolución, y aunque esa premisa todavía suene esotérica y extravagante en algunos oídos, lo hacemos en el momento exacto en que el universo nos necesita, y nos necesita tal y como somos para cumplir un propósito individual muy específico. Los descubrimientos científicos más recientes revelan que en el Universo nada existe por separado. Si la humanidad fuera el código genético de la Tierra, cada ser humano sería un gen altamente especializado para desarrollar una función imprescindible para el buen desarrollo de la totalidad. Ningún ser humano es una isla, excepto en la ignorancia o en la vanidad.

Es un mapa fisiológico del funcionamiento bioquímico (genético) del organismo humano. Es un mapa concreto de la naturaleza del Ser. Es una lectura del código genético humano.

Todos los seres humanos compartimos este mismo código genético básico. Sin embargo, cada uno de nosotros es único. A partir del ADN de un simple cabello humano, un médico forense puede rastrear la pista hasta llegar exactamente a saber a quién pertenece entre millones de seres humanos.

Del mismo modo que todos tenemos dos ojos, dos pulmones, dos riñones, un cerebro, un corazón, etc, todos tenemos también la misma matriz genética (mecánica / biológica / orgánica), aunque su disposición como conjunto individual sea absolutamente única en cada uno de nosotros.

El Diseño Humano nos enseña y muestra que no hay otra necesidad, ni otra alquimia, que la de ser simplemente uno mismo. Y que ser tu mismo es fundamentalmente estar sano.

En un nivel profundo, muestra la profunda armonía de nuestro fluir individual con otro fluir superior. Lo que los antiguos llamaban “vivir en armonía con el Tao”

En el Diseño Humano, las cuatro bases de nuestro código genético se manifiestan a través de nuestra química como los cuatro tipos básicos de seres humano. Funcionando cada tipo de una manera diferente.


Los 4 Tipos

Aunque las variedades individuales son prácticamente infinitas, vistos en su conjunto no hay nada más que cuatro tipos de diseño, así como solamente hay cuatro grupos sanguíneos. 

Cada uno de esos cuatro tipos tiene un funcionamiento mecánico particular, que le hace encarar la vida de un modo muy distinto a los otros tres, y de un modo muy similar a los de su mismo tipo. Estos tipos se llaman el Manifestador, el Generador, el Proyector y el Reflector. Siendo los dos primeros tipos energéticos y los segundos, no energéticos. Cada uno de ellos funcionando de un modo diferente.


Amate a ti mismo

El Sistema del Diseño Humano abre las puertas al potencial del amor a uno mismo. Hallar este amor a uno mismo (que es el comienzo correcto del amor) te lleva a amar la vida, y a través del entendimiento y la comprensión, al amor por los demás.


En algún momento has estado de acuerdo en ser alguien distinto de quien realmente eres; ahí es donde te perdiste. Y no crecerás siendo otro. Sólo puedes madurar siendo tu mismo.

Trata de comprender y reunir el valor necesario para tomar la vida en tus manos. Solo puedes vivir si te aceptas y aceptas que serás tú mismo y nadie más.

Osho


haz clic para copiar mailmail copiado